Así nos beneficia la naturaleza y así nos impactará el cambio climático

«Así nos beneficia la naturaleza y así nos impactará el cambio climático»

Un estudio publicado hoy por la prestigiosa revista Science revela que en 2050 más de 5.000 millones de personas vivirán en zonas expuestas al máximo riesgo de contaminación del agua, tormentas costeras y pérdida de cultivos.

Las zonas actualmente más vulnerables son, a su vez, las más expuestas a estos riegos.

A partir de las evidencias recabadas en todo el mundo, el estudio ofrece una nueva herramienta de visualización para entender las contribuciones de la naturaleza al bienestar de las personas y prever escenarios para mitigar los impactos del cambio climático.

 

Story highlights

1. En 2050 más de 5.000 millones de personas vivirán en zonas expuestas al máximo riesgo de contaminación del agua, tormentas costeras y pérdida de cultivos.
2. Las zonas actualmente más vulnerables son, a su vez, las más expuestas a estos riegos.
“En todos los escenarios de futuro analizados, los países en vías de desarrollo, de por si actualmente más vulnerables, deberán soportar un mayor riesgo sobre la perdida de los beneficios que nos aporta la naturaleza y sus ecosistemas al bienestar de la población.”

Unai Pascual, Ikerbasque Research Professor at BC3

Citation

Chaplin-Kramer R., Sharp R.P.., Weil C., Bennett E.M., Pascual U., Arkema K.K., Brauman K.A., Bryant B.P., Guerry A.D., Haddad N.M., Hamann M., Hamel P., Johnson J.A., Mandle L., Pereira H.M., Polasky S., Ruckelshaus M., Shaw M.R., Silver J.M., Vogl A.L., Daily G.C. (2019) Global modeling of nature’s contributions to people. Science. https://doi.org/10.1126/science.aaw3372

Link to publication

Bilbao, 11 de octubre de 2019

Contar con evidencias científicas y herramientas para gestionar las previsiones es un factor clave para mejorar el estado de la naturaleza del planeta, proteger y utilizar de forma sostenible los ecosistemas, vitales para las sociedades actuales y del futuro. Durante mucho tiempo, la comunidad científica ha recabado información local sobre los beneficios que aporta la naturaleza para las poblaciones y por primera vez, un grupo internacional de investigadores e investigadoras ha creado un mapa interactivo mundial sobre las contribuciones de la naturaleza a escala global. Aplicando esta nueva tecnología, basada en código abierto, el estudio permite observar en qué lugares del planeta las personas se benefician más de las contribuciones de la naturaleza y cuáles son las zonas más vulnerables ante la pérdida de estas contribuciones a medida que los ecosistemas se degradan y se acelera el cambio climático. Por lo tanto, esta herramienta ofrece la información necesaria para hacer frente a los peores escenarios que proyectan los modelos climáticos actuales y avanzar hacia un futuro donde el desarrollo humano a nivel mundial requiere aumentar la sostenibilidad y equidad.

Unai Pascual, investigador Ikerbasque de Basque Centre for Climate Change (BC3) y copresidente de evaluación de los valores de la naturaleza de la plataforma intergubernamental sobre biodiversidad y servicios de los ecosistemas (IPBES) es coautor de este estudio, liderado por investigadores e investigadoras de la Universidad de Stanford (EEUU). El estudio pretende poner a disposición de la sociedad el conocimiento preciso para dirigir las políticas y acciones de prevención y protección ante los impactos del cambio climático. Tal y como demuestra el trabajo publicado por Science, el medio natural es cada vez más vulnerable, de lo que resulta una creciente exposición al riesgo de todas las poblaciones que viven en las zonas más amenazadas ante la contaminación del agua, las tormentas en zonas de costa y la perdida de cultivos debido a la disminución de especies de polinizadores. En la publicación de este trabajo, Pascual ha destacado que “el análisis evidencia que la actual gobernanza ambiental a nivel local, regional e internacional está fallando a la hora dirigir inversiones estratégicas para proteger los ecosistemas y las poblaciones humanas en las regiones más vulnerables del mundo.

La naturaleza está perdiendo su capacidad de proteger a las poblaciones ante las consecuencias de riesgos cada vez más frecuentes derivados de la contaminación del agua, tormentas costeras y cultivos poco polinizados, ámbitos en los que se centra el estudio publicado por la revista Science. Las evidencias indican que es precisamente en las zonas del mundo donde las necesidades de la población sobre los ecosistemas son mayores donde esta capacidad de la naturaleza para satisfacerlos está disminuyendo, debido a la degradación de los ecosistemas. Según las proyecciones, en 2050 más de 5.000 millones de personas podrían estar en mayor riesgo de contaminación del agua, tormentas costeras y pérdida de cultivos.

Estos impactos reflejan, además, que los impactos negativos de la degradación ambiental estarán distribuidos inequitativamente. Según Unai Pascual, “en todos los escenarios de futuro analizados, los países en vías de desarrollo, de por si actualmente más vulnerables, deberán soportar un mayor riesgo sobre la perdida de los beneficios que nos aporta la naturaleza y sus ecosistemas al bienestar de la población.”

El estudio urge a todos los organismos responsables de la gestión de los ecosistemas a tomar medias urgentes. Según el investigador Ikerbasque de BC3 Unai Pascual, “si continuamos en esta trayectoria, los ecosistemas serán incapaces de seguir proporcionando un seguro natural frente a los impactos del cambio climático sobre las necesidades más básicas que tenemos los humanos: los alimentos, el agua y las infraestructuras». Este trabajo pretende contribuir a integrar las aportaciones de la naturaleza a las personas en la toma de decisiones en un marco de acción global hacia un planeta más sostenible y equitativo.

 

*Para cualquier comunicación por favor, ponerse en contacto con Ainara Fernandez, Community manager del BC3. communitymanager@bc3research.org, +34 944 014 690 ext.180 / +34 688 818 125

Descargar Nota de Prensa

El estudio forma parte del trabajo del grupo Natural Capital Project, del

Stanford Woods Institute for the Environment y ha sido patrocinado por Marianne and Marcus Wallenberg Foundation.

 

Ver nota de prensa original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *





Financiado por el Ministerio de Ciencia Innovación y Universidades y la Agencia Estatal de Investigación,
a través de la Convocatoria: Maria de Maeztu 2017 (BOE 21/10/2017) siendo la referencia de nuestro expediente: MDM-2017-0714

©2008 BC3 Basque Centre for Climate Change. Excelencia María de Maeztu.


We use cookies of our own and of third parties to improve our services and to be able to offer you, by means of web browsing analysis, the best options. If you continue browsing, we assume that you agree to their use. For further information, please click here.

ACEPTAR
Aviso de cookies